NACIONAL, 3 de septiembre.- Uno de los principales contaminantes del agua, la tierra y el aire desde hace ya muchos años, son las colillas de cigarro, inclusive lo son más que los popotes y materiales de plástico. 


Tan sólo una colilla puede contaminar aproximadamente 50 litros de agua potable y 15 litros del agua de mar. De acuerdo con  las afirmaciones del biólogo Leopoldo Benítez González, egresado de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala de la UNAM, dichas colillas provienen de más de 13 millones de fumadores, ésta cifra se encuentra, tan sólo en México. 

Debido a dichas cifras, se ha creado un Programa Universitario de Bioética en la UNAM, llamado “Colillatón”, que consiste en que alumnos, egresados y voluntarios se reúnan a recolectar colillas de cigarro que se encuentren tiradas por las calles o lugares cercanos al plantel universitario. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *