NOHUAYÚN, Tetiz, Yucatán, 28 de junio de 2020.- Tremendo susto se llevó una familia de la comisaría teticeña de Nohuayún, cuando al escuchar ruidos en el patio de su casa, salieron y se encontraron a un cocodrilo comiéndose a sus gallinas.

Los vecinos indicaron que se esperaban cualquier cosa menos un enorme cocodrilo de poco más de un metro, mismo que ya se había comido varias gallinas.

Los sorprendidos pobladores llamaron al comisario municipal para que los apoye pero el llamado fue en vano ya que la autoridad no quiso tomar cartas en el asunto, por lo que llamaron a la policía municipal que arribó por la noche al lugar de los hechos.

Los uniformados como pudieron amarraron al reptil y lo retiraron del domicilio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *