ACANCEH, Yucatán, 15 de febrero.- Empujones, gritos y consignas fueron el saldo de tremendo alboroto que se armó en el comisariado ejidal de este municipio, luego de que varios hombres de campo ingresaron de manera abrupta al recinto ejidal para protestar por la seria de irregularidades que ocurren de manos del comisario Alberto Puc. 

Los hechos que ocurrieron cerca de las 10 de la mañana, luego de que los comuneros fueran convocados para la realización de un pago, presuntamente de un usufructo de 8 hectáreas de tierra de uso común para colocar líneas de distribución eléctrica, misma que según mujeres y hombres de campo se están realizando con muchas dudas y falta de transparencia. 

Según se pudo averiguar, se pagarían 400 mil pesos por cada hectárea, es decir, tres millones 200 mil pesos, entre aproximadamente 1600 ejidatarios, tocándole a cada uno dos mil pesos, pero la falta de transparencia y los tratos del comisario con los empresarios, solamente les entregaron 400 pesos a cada uno, lo que causó la molestia generalizada. 

Los ánimos se caldearon minutos después de las 10 de la mañana, cuando los ejidatarios con pancartas en mano en donde acusaban directamente al presunto traficante de tierras, Jacinto Worbis Alonzo “Don Worbis”, así como al actual candidato del PRI a la alcaldía de Mérida, Jorge Carlos Ramírez Marín, ingresaron a empujones al recinto para detener, lo que ellos consideraron una asamblea “amañada”. 

Las pancartas y consignas hechas por los ejidatarios, señalaban directamente a “Don Worbis”, de haberlos presionado para que firmen un documento a dicha empresa, acusándolo además de ser “operador” del senador priísta, Jorge Carlos Ramírez Marín, así como también de trabajar en complicidad con la actual delegada de la Procuraduría Agraria, Rita Chuil. 

El enojo y la molestia de los ejidatarios, ocasionó la presencia de elementos policiacos, así como de protección civil quienes cancelaron la asamblea, aunque los enfrentamientos estuvieron a punto de ocurrir, pasados los minutos los ánimos se calmaron. 

Esta no es la primera vez que los comuneros señalan directamente a Ramírez Marín quién aspira a dirigir la capital yucateca, de estar metido a través de su “operador” “Don Worbis” en los conflictos ejidales.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *