KINCHIL, Yucatán, 3 de junio de 2019.- Tras buenas faenas, el matador colombiano Manolo Castañeda y el diestro de origen francés Michelito Lagravere triunfaron en la plaza de toros de Kinchil, ante un gran público que se entregó al espectáculo.

Junto con los experimentados toreros, la simpatía y valentía de Mariangel Segovia “La princesa maya” y de Julio Ventura “Venturita”, ambos de 12 años, se llevaron las palmas de más de dos mil 500 kinchileños, a quienes poco les importó el aguacero dominical, ya que desde las 3 de la tarde hacían fila para entrar.

Después de un poco de espera la corrida comenzó, en un ambiente amenizado por la orquesta Noh Beh. Como parte de la fiesta brava, se sacrificó a dos toros del rancho Quiriceo y en las inmediaciones del ruedo, cuya explanada fue recientemente renovada y rehabilitada por el Ayuntamiento de Kinchil, se montó una kermés a cargo de Martín y sus teclados.

Cada año esta tradicional corrida de postín destina sus ganancias a mejoras de la parroquia “El señor de las ampollas”. En esta ocasión el monto recaudado se dispondrá para la reparación de la bóveda de medio cañón del templo, que ya presenta algunas grietas.

Por último, un momento emotivo se vivió cuando la imágenes de la Virgen de Tetiz, que cumple 35 años de visitar a Kinchil en estas fechas, y el Cristo de Amor fueron traídos al coso taurino para su recorrido. Después, los amigos del vaquero accidentado el domingo pasado, conocido como “La parka”, llamaron a la solidaridad de la concurrencia para colectar dinero para una costosa operación del afectado. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *