HUNUCMÁ, Yucatán, 2 de Julio de 2020.- La sangrienta muerte de un vecino de la colonia “Guadalupe” en manos de “vándalos” de la Obregón, es el trágico fin de las suplicas de vecinos, quienes desde hace años vienen pidiendo mayor seguridad en esa zona.

La muerte de Elías C., fue “la gota que derramó el vaso” ante las constantes peticiones de ponerle un fin a ese grave problema social, que representa una “banda”, instalada en la calle 32ª x 47 y sus alrededores, a quienes vecinos del rumbo, ya había denunciado ante la autoridad.

Como recordarán, nosotros acudimos a esa zona de la urbe, apenas este 27 de febrero pasado, en donde personas de la tercera edad, adultos, jóvenes y familias completas, expusieron el miedo, el temor y la incertidumbre, que ese grupo de jóvenes estaban causando en la colonia.

Exactamente 17 semanas tuvieron que pasar para que un vecino perdiera la vida a “pedradas”, solo por querer quitarle sus pertenencias, mismo “modus operandi”, que denunciaron los afectados, quienes comentaron aquel día de febrero, que entre las agresiones que son víctimas estaban los asaltos, los golpes, las amenazas e incluso lesiones con arma blanca, que según comentaron todas eran nada más para que pasaran tres días en la cárcel y regresaran a la calle más envalentonados.

Hoy uno de los cabecillas ya está en proceso para “pagar” ante la ley su delito, habría que ver como será el final de este presunto delincuente apodado el “Kiko”.

Este homicidio marcará precedente en la situación de esta colonia, hay que estar al pendiente de como seguirán las cosas, ante la detención de los presuntos culpables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *