HUNUCMÁ, Yucatán, 2 de marzo de 2022.- Fuerte movilización policiaca se pudo ver ayer en un domicilio de la calle 31 x 22 y 24 luego del reporte al 911 de la aparición de un cuerpo humano, que presuntamente estaba enterrado en el patio de un domicilio concurrido por bebedores consuetudinarios. 

Los hechos ocurrieron ayer cerca del mediodía, luego de que la familia de Filiberto Peña Kú de 40 años de edad, decidiera ingresar al domicilio marcado con el numero 156 para tratar de dar con el paradero de “Fili”, para su sorpresa, el extraviado se encontraba ya semi desenterrado por los perros que ingresaron al patio de dicha casa, a quien identificaron por una cadena que traía en el cuello. 

De inmediato se dio aviso a las autoridades, llegando al lugar de los hechos la policía estatal y la PEI, quienes acordonaron el área y comenzaron las investigaciones e indagaciones para determinar si efectivamente se trataba de una persona y de esa manera dar con los presuntos responsables. 

Según información recaba en el lugar de los hechos por el reportero de este medio informativo, la muerte de “Higadito” se pudo haber dado el sábado entre el medio día y las tres de la tarde, luego de que en el interior de la vivienda, se suscitara una “riña” dejando como saldo a Filiberto herido con un golpe contundente en la cabeza, lo que ocasionó que comenzará a sacar sangre de la nariz y la boca. 

Aunque hay varias versiones, pudimos platicar con un “testigo”, quien indicó que fue un sujeto quien le propinó severo golpe llevando a “Fili” a una muerte inmediata, por lo que sus compañeros de “parranda” asustados y con miedo, no les quedó de otra que deshacerse del cuerpo. 

Llama la atención que luego de esa «riña» policías municipales ingresaron al lugar de los hechos, pero no se percataron que en el interior habían matado a una persona, llevándose a dos detenidos que fueron liberados horas después, para luego cerrar con llave el domicilio.

Testigos que lograron ingresar a la casa, comentaron que lo habían enterrado, se encontraba desmembrado y quemado, así quedó en el parte policiaco, mismo que los canes y gatos ya habían comenzado a comer, pista que fue clave para dar con el cuerpo. 

El fuerte operativo como siempre con total hermetismo y con un acordonamiento exagerado de varias cuadras a la redonda, continuó hasta entrada la noche y fue hasta hoy cerca de las 5 de la mañana que arribó el SEMEFO para el levantamiento del cuerpo. 

Este hecho causó conmoción entre la población hunucmense, ya que hace unos meses también ocurrió un caso similar, mismo que todavía mantiene dos casas en vigilancia por elementos de la policía municipal. 

La ola de inseguridad en Hunucmá ya encendió los “focos rojos”, apenas el fin de semana pasado un sujeto bajo los influjos del alcohol y conduciendo un mototaxi arrolló, mató y dejó a su suerte a un adulto mayor, dándose a la fuga y que hasta hoy sigue prófugo.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *