HUNUCMÁ, Yucatán, 30 de junio.- Un grupo de pandilleros que mantiene asolados desde hace tiempo a los vecinos de la Colonia Álvaro Obregón, al sur de la ciudad, dieron muerte a un vecino del lugar, identificado como Elías Canul, cuando presuntamente opuso resistencia, junto con dos compañeros suyos, para que no lo despojaran de su bicicleta.

Los hechos ocurrieron en las primeras horas de la madrugada de este martes, en el cruce de las calles 32 A, entre 47 de esta colonia, cerca de donde se ubica una antena de telefonía celular.

Se averiguó, de manera extraoficial, que los sujetos, presuntamente alcoholizados, y bajo los influjos de alguna droga, dieron muerte al “Kino”, utilizando una piedra envuelta en una camiseta, con la cual lo golpearon en diferentes partes del cuerpo.

Se presume que el hoy extinto, como pudo, logró zafarse de sus agresores, y llegó hasta casa de unos familiares suyos, que se ubica a unos 200 metros del lugar de los hechos.

Trascendió que por la gravedad de sus heridas infringidas, tanto en el abdomen, el pecho, y sus pulmones, no resistió; y falleció en el trayecto a la clínica del IMSS, cuando lo trasladaban a bordo de una ambulancia. Su compañero también resultó herido y otro sujeto no identificado habría resultado con una lesión en una de sus piernas.

En círculos policiacos se informó que fueron cuatro los detenidos, pero otra versión asegura que fueron dos, y que uno de ellos fue capturado esta misma madrugada, en la colonia Fátima, al poniente de la urbe.

Este mediodía, personal de la Fiscalía General del Estado, y de la Policía Judicial de Investigación, se presentaron al lugar, para recabar información y evidencias, para el deslinde de responsabilidades. Cuatro calles fueron cerradas al tráfico vehicular, con cintas colocadas por la Policía, desde la hora en que ocurrieron los hechos.

Los lamentables hechos ocurren a escasos 4 meses de que los vecinos exigieran mayor seguridad en esa zona, en donde también señalaron a estos grupos vandálicos que tienen atemorizado a quienes pasan por el lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *