HUNUCMÁ, Yucatán, 8 de septiembre.- Tal parece que la inseguridad en la zona poniente del estado, así como en la mayoría de la entidad, va en ascenso, ya que a diario se informan de diferentes atracos a domicilios, en unos como en el caso de la capital yucateca, hasta con saldo de vidas perdidas.

En Hunucmá, aprovechando la oscuridad y calma de la madrugada de este sábado, sujetos ingresaron al domicilio ubicado en la calle 25 x 24 y 22, propiedad del Dr. David Castillo, quien es conocido en la ciudad y que tiene su consultorio a escasa cuadra del lugar del hurto.

Los “amantes de lo ajeno”, intentaron ingresar a la casa por medio de la puerta trasera, en donde rompieron uno de los cristales del acceso, cortándose uno de ellos de manera considerable al parecer la mano, pero resultando de manera infructuosa  ya que no pudieron acceder al inmueble.

En su firme convicción de ingresar y apropiarse de lo ajeno, los ladrones patearon el acceso principal, en donde la puerta cedió, logrando su cometido, el ladrón que resultó lesionado con una considerable herida en una de las manos, dejó manchas de sangre por gran parte de la casa, como cama, sala, muebles y el piso, en donde las manchas podían seguirse hasta la albarrada, en donde emprendieron la huida.

Los “cacos” se llevaron lo único de valor considerable, que fue una pantalla de led de 60 pulgadas de la marca Samsung, misma que sacaron pasándola encima de la albarrada de considerable altura pero que no fue impedimento para su huida.

El afectado se percató de los hechos hasta casi cerca del medio día, cuando acudió al domicilio y observó el acceso violentado y los hechos como narramos en esta nota informativa, de inmediato llamó a la policía municipal y agentes de la Fiscalía General del Estado arribaron al lugar para las diligencias de ley.

La familia Castillo Ortíz plasmó en redes sociales sentimientos de inseguridad ante la ola de robos, así como también pidió el apoyo de la gente para dar con quienes quieran vender una pantalla con las características de la robada las primeras horas de este sábado.

Los hechos quedaron denunciados ante la FGE con el numero de expediente A2-A2/000332/2019 .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *