HUNUCMÁ, Yucatán, 28 de mayo.- Una decena de agentes de la Policía Municipal, al mando del Comandante “Coyote”, que se transportaban a bordo de dos motocicletas y tres carro patrullas, se introdujeron a un predio de la colonia Baltasar Ceballos, donde vive un sujeto, que un vecino “reconoció” que entró minutos antes a su casa, y se apoderó de un rehilete de corte.

El señalado, quien se identificó como Jorge Rafael Frías Uc, de 35 años, quien se hallaba con su pequeño hijo, dijo entre sollozos, que todo es falso, y que quieren imputarle algo que no ha robado, pues nunca entró al predio citado, que mencionaron las autoridades.

La movilización policíaca asustó a los vecinos del rumbo, quienes salieron a las puertas de sus casas para ver qué pasaba. Uno de los vehículos policíacos se estacionó sobre la calle, junto al predio del “presunto sospechoso”, para impedir que escapara Frías Uc, actitud que asustó a él, y su pequeño hijo.

El quejoso, quien se hacía acompañar de otra persona, insistía ante los agentes de Policía, que Frías Uc le robó su rehilete. Sin embargo la herramienta no le fue hallada al señalado.

Minutos después el quejoso se retiró a bordo de la camioneta policíaca, mientras el señalado preguntaba cuál era su situación jurídica, por temor a que después sea detenido, sin ser el responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *