HUNUCMÁ, Yucatán, 26 de noviembre de 2021.- La falta de pago a la Comisión Federal de Electricidad por parte del ayuntamiento local de Marisa Franco, ha ocasionado que, desde ayer, la comisaría de Sisal no tenga agua potable, y el palacio municipal se encuentre a oscuras. 

Trascendió que personal de la CFE llegó a ambos lugares, para realizar el corte, en Sisal, uno de los pueblos mágicos de Yucatán, el personal de la paraestatal, se dirigió a las bombas de agua potable, en donde bajó las cuchillas dejando sin el vital líquido a todos los habitantes, ocasionando un serio perjuicio a los prestadores de servicios, dígase hoteles, restaurantes y demás comercios. 

Por su parte el comisario municipal, Miguel Ek, indicó en sus redes sociales que están trabajando para solucionar el problema, aunque resaltó que corresponde al ayuntamiento resolver el asunto pendiente con la CFE. 

La falta del suministro de agua potable en la comisaría recién nombrada “pueblo mágico” si estaría ocasionando serios problemas a la comunidad, así como en Hunucmá donde los trabajadores que se encuentran en las oficinas de palacio, solo están sentados en sus oficinas a “oscuras”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *