HUNUCMÁ, Yucatán, 4 de febrero.- Vecinos de la calle 35 entre 34 y 36 de esta ciudad, detuvieron en horas de la madrugada a un sujeto identificado como José Isaac N. C. de 18 años, presunto pirómano, cuando ya había prendido fuego a una vivienda con techo de palmas de guano, y que minutos antes incendió también otras 3 viviendas en el mismo sector.

Este sujeto, quien según las investigaciones, no actuaba sólo, ya fue consignado a la Fiscalía General del Estado, donde se le seguirá el proceso de ley, y que de resultar responsable, podría pasar entre 6 y 12 años en la cárcel, por los hechos que se le imputan, de acuerdo con el artículo 348 del Código Penal del Estado de Yucatán, informaron las autoridades.

Se habla de otros tres individuos, que podrían ser cómplices del detenido, y se enfoca hacía algunos de sus familiares, que según las autoridades, se habían dedicado a sembrar el pánico entre la población en general, desde semanas atrás, al incendiar casas de paja, en su mayoría. Se calcula que en total fueron 12 casas-habitación siniestradas.

Los hechos ocurridos esta madrugada, que convirtieron en un infierno una de las céntricas calles de la ciudad, iniciaron minutos antes de la 1:37, cuando un grupo de vecinos detuvo en flagrancia a José Isaac, luego de haber prendido fuego al techo de una casa, ubicada en la calle 35 entre 34 y 36, entre las esquinas conocidas como “Las Brisas” y “La Teresita”.

El detenido, a quien se le encontró un encendedor en la bolsa, en su camino nocturno, ya había incendiado otras dos viviendas en la calle 33 entre 34 y 36. Una de ellas propiedad de la familia Tzuc Cetina, donde se registraron cuantiosas pérdidas por el menaje de casa y mercancías como hamacas, ternos y demás, que guarda en su interior.

Este sujeto lo mismo incendió otra casa que se ubica alado, y al doblar sobre la calle 34, para encaminarse por la esquina de “Las Brisas”, prendió fuego a otra vivienda; y cuando intentó quemar la cuarta casa-habitación, por la intervención de un testigo, que viajaba en motocicleta y que alertó a los pobladores del rumbo, con su claxon, logró ser detenido.

De acuerdo con datos recabados, los vecinos que ya estaban alertados, y que prácticamente permanecían vigilando su sector, salieron a la calle, y rodearon a este individuo, a quien detuvieron y entregaron a las autoridades.

En una de las casas siniestradas, dormían dos personas, que estuvieron a punto de perder la vida, pero afortunadamente los mismos pobladores los salvaron, para luego dedicarse a combatir el fuego, mientras llegaban elementos del H. Cuerpo de Bomberos, Policía Municipal, y de Protección Civil Municipal.

Las investigaciones arrojan que hay otros dos sujetos involucrados, que podrían ser familiares del detenido, aunque lo anterior se aclarará durante las investigaciones que ya viene realizando personal de la FGE.

El Lic. Juan Cauich Romero, del departamento jurídico de la Policía Municipal, exhortó a los afectados a interponer sus denuncias respectivas, lo que permitirá aplicar a la Ley a los responsables de este delito, que prácticamente mantenía en psicosis a la misma Policía y el pueblo en general.

“Es importante poner en práctica la cultura de la denuncia, porque hemos visto que mucha gente no lo hace, a pesar de que han sido afectados en su patrimonio”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *