HUNUCMÁ, Yucatán, 3 de agosto.- Una cruel matanza de perros, registrada ayer por la tarde en la colonia Ricardo Flores Magón, al oriente de esta ciudad, terminó con una denuncia en la Fiscalía General del Estado, registrada con el No. AZ-AZ-000131/2020.

En apoyo a las familias afectadas con la perdida de sus mascotas, se unieron tres organizaciones altruistas dedicadas a la protección de animales, de esta comunidad, denominadas: “Ba´alche´o´ob Hunucmá”; “Peludos Hunucmá”; y “Animalistas Hunucmá”.

José Manuel Dzay Poot, dueño de algunos de los perros asesinados cruelmente con lo que podría ser un veneno para ratas, fue quien interpuso la denuncia en la FGE, cuyo caso fue turnado a investigación.

Como le dimos a conocer a través de nuestro portal informativo, los hechos ocurrieron en dos predios del citado suburbio, uno de ellos localizado en la calle 26 x 17, donde cuatro canes ingirieron el veneno que les arrojó una persona desconocida, tres de los cuales perecieron, y una más pudo salvarse gracias a la rápida reacción de los dueños.

Don José Manuel, sus familiares, y sus vecinos, hicieron hasta lo imposible para salvar a sus perros, pero no pudieron, al final tres de ellos sucumbieron por los efectos del poderoso veneno.

Lamentablemente también una vecina de José Manuel, perdió a dos canes que también habrían consumido el veneno.

Al lugar llegaron agentes de la Policía Municipal, quienes fueron avisados del problema. Los uniformados recabaron la información, para una investigación posterior.

A la perra “Negrita” trataron de salvarla, dándole agua con azúcar, agua con sal e incluso hasta huevos crudos para que vomitara el veneno, afortunadamente fue puesta a salvo. En total fueron seis canes muertos, y se ignora si murió otro animal afectado, quien por los efectos del veneno huyó hacia el monte.

Dos de los perros que resultaron intoxicados, fueron salvados y ayudados por las organizaciones protectoras de animales, quienes también les tomaron muestras.

Las defensoras de perros en la localidad se mostraron indignadas por este cruel acto, así como también pidieron a los pobladores poner a salvo a sus canes para evitar otro acto como este, además con sus propios recursos atendieron a los perros que pudieron haber consumido el veneno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *