HUNUCMÁ, Yucatán, 15 de julio.- La “Ley Seca” para establecimientos dedicados a la venta de bebidas alcohólicas, que decretó el gobernador Mauricio Vila Dosal, como medida para evitar más contagios por Covid-19, y que entró en vigor a partir de ayer, sorprendió a sus dueños y encargados, quienes al presuntamente no estar enterados, abrieron sus negocios.

El expendio “La Conchita”, ubicado en la calle 26 entre 31 y 33, a cuadra y media de la Plaza Principal, fue cerrado por la Policía Municipal, cuyos agentes decomisaron además, algunos cartones de cerveza, que el encargado pretendió llevarse a bordo de un triciclo.

Minutos después el convoy policíaco, integrado además por un carro patrulla de la SSP, se trasladaron a la calle 31 entre 22 y 24, donde ordenaron a su encargada, cerrar el expendio “Cristal”, que laboraba con normalidad y del cual presuntamente ya había sacado decenas de cartones.

Como la citada ya había subido algunos “cartones” a la cajuela de su vehículo, y se negó a bajarlos, su automóvil, un Nissan Sentra, fue llevado a la comandancia de Policía, para el deslinde de responsabilidades.

Todo era confusión para los dueños de agencias, quienes no acertaban que estaba pasando, pues muy pocos de ellos estaban enterados de la “Ley Seca”, en sus establecimientos, por el lapso de un mes, decretado por el gobernador, ante el alto incrementos de personas contagiadas con COVID-19, que ha ocasionado la saturación de hospitales y clínicas en Mérida.

Miguel Castillo Chan, director de la Policía local, expresó que a nadie se ha estado presionando, y que incluso se dio facilidades a los dueños de agencias y expendios de cerveza, para que retiren productos perecederos de sus neveras. Además se les confirmó la disposición que establece el cierre temporal de sus negocios.

Antes de las 13:00 horas, todos los establecimientos dedicados a la venta de bebidas alcohólicas, ya estaban cerrados.

La policía local informó que incluso enviaron a elementos policiacos para apoyar a los comerciantes a sacar productos que pudieran “hecharse a perder”, vigilando que no se llevaran cerveza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *