CELESTÚN, Yucatán, 25 de marzo de 2020.- El día de ayer martes, una buena noticia resaltó lo solidarios que pueden ser los yucatecos ante una crisis como lo es la contingencia de COVID-19 ya que el empresario pesquero Gaspar Marín Couoh decidió realizar una buena acción regalando pescado congelado a las familias de Celestún, apoyando así su economía.

Este noble gesto fue bien visto para las familias que recibieron el apoyo del empresario, así como la población en general que presenció ese grato momento, pues el señor y empresario tiene su bodega en el puerto de abrigo de Celestún, donde entregó hasta 3 kilos de pescado jurel posteado, de acuerdo a las necesidades y número de integrantes en cada familia.

El único requisito que le pidió a las personas fue que llevaran su credencial del INE para asegurarse que se tuviera un control efectivo sobre los que ya habían sido beneficiados con el apoyo, de manera que fuera una repartición lo más homogénea posible, evitando así a los “gandallas” que se trataran de aprovechar de la situación. 

Sin embargo todo se suscitó con una normal tranquilidad, demostrando que existe gente buena en la actualidad y que no todo son malas noticias durante esta contingencia por el coronavirus.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *