HUNUCMÁ, Yucatán, 9 de marzo.- En un verdadero infierno se convirtió ayer por la tarde, un terreno que funciona como “deshuesadero” de viejos vehículos, ubicado en la colonia Guadalupe, al sur del centro de la ciudad, rumbo a la vecina población de Tetiz.

Las autoridades no supieron precisar donde se inició el fuego, que en cuestión de minutos arrasó con varias unidades, cuyas partes se venden por separado, y que se guardan en dicho depósito, que se localiza a escasos metros del Centro Comunitario Guadalupe.

Uno de los hijos del Sr. Roque León, propietario del lugar, informó que lo único lamentable, es que las llamas consumieron una “caja” de fibra de vidrio, que se hallaba en la parte de atrás de una destartalada camioneta, y cuya venta ya se había concretado con un vecino del puerto de Sisal.

“Lo demás son fierros y maderas viejas, de antiguos vehículos, que confundidos con la maleza, ardieron con facilidad”, añadió.

Hubo necesidad de esperar la llegada del carro pipa No. 781 del H. Cuerpo de Bomberos, destacada en esta ciudad, en virtud de que se hallaba en otro incendio, que se registró en montes de la comisaría de Yaxché de Peón, del vecino municipio de Ucú.

Los primeros en llegar al siniestro, que levantaba grandes lenguas de fuego, y una humareda negra, visible a varios kilómetros de distancia, fueron los elementos de Protección Civil, quienes, con apoyo de un grupo de voluntarios, y de algunos uniformados de la Policía local, se dieron a la tarea de combatir el incendio.

El fuego consumió varias unidades viejas, además de buena cantidad de chatarra, incluidos destartalados asientos de madera, algunos árboles, y hasta cables conductores de una empresa telefónica.

La llegada de los tragahumos, apoyados con personal de Protección Civil y policías, se logró combatir el siniestro, que obligó a la suspensión temporal del tráfico vehicular en la citada carretera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *