TEXÁN PALOMEQUE, Hunucmá, Yucatán, 9 de mayo.- Una presunta disputa por una herencia, que podría culminar en una lamentable tragedia, enfrenta desde hace algunos meses, la familia Chac Chuc, que integran antiguos vecinos de esta comunidad.

Un reciente acontecimiento, como los que han venido ocurriendo tiempo atrás, se registró anoche, luego que José Manuel Chac Chuc, se presentó visiblemente alcoholizado a un establecimiento que atiende su madre, María Chuc Ek, a quien, según testigos, agredió físicamente.

José Manuel, a quien no pudo detener la Policía local, pues huyó del lugar de los hechos, y se refugió en una granja de su propiedad, que se encuentra contigua a su domicilio.

Todo este problema, según las autoridades de esta comisaría, distante unos 8 kilómetros, al oriente de la cabecera municipal, comenzó a raíz del fallecimiento de Hernildo Chac, antiguo y hábil comerciante, pequeño productor apícola y ganadero.

Todo hace suponer que don Hernildo, no dejó sucesión, o ésta no se ha repartido en partes iguales entre los demás miembros de la familia, lo que ha originado constante pleitos, como el que sucedió anoche, minutos antes de las 23:00 horas, a las puertas de una de las que fueron sus tiendas.

En la refriega de anoche, resultaron con lesiones, además de María Chuc Ek, los menores M.J.Ch.Ch., y J.N.Ch.Ch. de 14 y 9 años de edad, respectivamente, hijos de la primera, y hermanos del presunto agresor. También fue atropellada una bicicleta, propiedad de una menor, familiar también, que tenía dejado estacionada a las puertas de la negociación “Comercial Paraíso”.

La familia afectada dijo al reportero, que casi siempre suceden estos líos, provocados por su hermano José Manuel, sin que sea castigado por las autoridades, ya que siempre que comete algún desmán, huye del lugar y se refugia en su casa, y al otro día como si nada.

Las autoridades indicaron que estas riñas en esta familia son constantes, a raíz de los pleitos por una herencia, pero que casi siempre, cuando se calman los ánimos, éstos se desisten de continuar con la querella, y prefieren dejar las cosas como están.

Agentes de la Policía Municipal llegaron a esta comisaría, para recabar información, mientras que los paramédicos de la ambulancia de la Cruz Roja, procedieron a la atención de la mujer y los dos menores que sufrieron algunas lesiones, ninguna de consideración.

El caso ocurrido anoche, como otras veces, rompió la monotonía de los vecinos del lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *